Mi cuerpo no es delito

  • Sharebar

En el país celebramos el día de la mujer con la obtención de un importante logro: la sentencia que reconoce el derecho de las mujeres peruanas a acceder a la anticoncepción oral de emergencia y que implica, además, que el MINSA debe cumplir con distribuirla gratuitamente en los servicios de salud. Esto permitirá que la píldora esté al alcance de todas las mujeres, incluso las de bajos recursos, para que sean ellas mismas quienes decidan cuántos hijos quieren y pueden tener.
Sin embargo, este día será aún más feliz para todas las mujeres, cuando el derecho a decidir sobre su cuerpo no sea penalizado. En el Perú, hoy en día, la interrupción voluntaria del embarazo sigue siendo considerada un crimen, sin existir siquiera la opción de practicarse un aborto luego de una violación. El resultado es alarmante: mujeres muertas o seriamente lastimadas por abortos mal practicados1. Ellas son, además, principalmente mujeres de bajos recursos que no pueden pagar los 1000 nuevos soles que cuesta practicarse un aborto en alguna clínica o consultorio privado de la capital. Entonces, ¿ilegal para quiénes2?
Pero irónico resulta también que la pena que recibe una mujer por decidir interrumpir su embarazo sea de seis meses, con lo cual, según el código penal, no recibe prisión efectiva por ser menor a los cuatro años que establece la ley. Así, esta norma constituye un mecanismo de control social por parte del Estado, quien deja constancia de su prohibición, pero, en realidad, sin pena. ¿Podríamos decir entonces que la despenalización del aborto ya se dio en la práctica? Quizás, pero lo que sí es cierto es que la existencia de esta norma no solo ejerce un control sobre el cuerpo femenino, sino que además criminaliza la decisión de una mujer sobre su vida.

Elaboración: Otra Mirada.
Descriminalizar esta decisión va más allá de estar a favor o en contra del aborto; es un asunto de respeto por la libertad personal. Vivimos además en un país en el que, por donde se mire, se encuentran niños desnutridos o en estado de abandono. ¿De quién es entonces la responsabilidad de prevenir esto último, así como de proteger la integridad física y mental de la mujer y su libertad de decisión? Del Estado peruano, señores, antes que cualquier prohibición sobre un cuerpo que no es el suyo.

1 Según la OMS, entre el 13% y 20% del total de muertes maternas en el mundo, se dan por abortos mal practicados.
2 En el Perú se practican aproximadamente 350 000 abortos clandestinos al año, 956 por día y 40 por hora. Fuente: “El aborto clandestino en el Perú: hechos y cifras”, Delicia Ferrando, 2004.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.