Fujimori de vuelta a prisión

  • Sharebar
Por: 

Francisco Pérez García

Todo vuelve a ser como antes. El indulto negociado de Alberto Fujimori fue anulado por el Poder Judicial, en el marco del proceso de control de la sentencia ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. 

Al mediodía de este miércoles, el Juzgado de Investigación Preparatoria de la Corte Suprema, a cargo del magistrado Hugo Nuñez Julca, declaró fundado el pedido de la parte civil no aplicar el “indulto humanitario” en favor de Alberto Fujimori que fue otorgado por el expresidente Pedro Pablo Kuzcynski, en diciembre del año pasado, luego de negociar los votos del bloque “kenjista” para evitar su vacancia.

Apenas conocida la decisión, las reacciones del fujimorismo han sido desmedidas. Desde el Congreso, los legisladores Carlos Tubino y Lourdes Alcorta coincidieron en señalar que se trata de una “venganza de los sectores que odian a Fujimori y quieren verlo en prisión”. 

De la misma opinión fue la hija mayor del exdictador y lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien afirmó que “es imposible que un juez intervenga en las decisiones tomadas por un presidente de la República para liberar a mi padre”. 

Sobre este punto, cabe recordar que el 04 de enero de 2018, 10 días después que Kuzcynski indultara a Fujimori, el Comité Ejecutivo de Fuerza Popular emitió un comunicado, saludando la decisión presidencial, sin embargo “discrepaba” de la forma en que esto se logró. Así mostraban su rechazo al claro negociado que Kuzcynski hizo con el enemigo de ese entonces de la “bankada”, el congresista Kenji Fujimori, cuyo voto y el de sus mal llamados “avengers” evitaron la vacancia de PPK. 

Asimismo, hay que recordar que la bancada naranja evitó aprobar el proyecto de ley del congresista Roberto Vieira para que se aplique prisión domiciliaria a los reos mayores de 70 años, con lo cual hubiesen abierto un camino para que Alberto Fujimori retorne a su hogar, en vez de aplicar un indulto humanitario. 

La sentencia
La resolución de 225 páginas, firmada por el juez supremo Hugo Núñez Julca, recoge los argumentos de la parte civil (conformada por los familiares de las víctimas) y la defensa de Alberto Fujimori. 

Asimismo, plantea una serie de antecedentes respecto de la forma en que se tomó la decisión de otorgar el indulto humanitario a Fujimori Fujimori. De igual manera en las conclusiones, en el punto XVI señala la situación política en la cual se otorgó el indulto. 

“Se hizo justicia”
Gisela Ortiz, representante de las víctimas de los familiares del caso La Cantuta, consideró -en declaraciones para Otra Mirada- que esta decisión genera “satisfacción, por supuesto, de sabernos escuchados y respetados, además de sentir tranquilidad frente a la justicia recuperada.”

Sobre la implicancia de Kuzcynski y Kenji Fujimori en el negociado del indulto, Ortiz Perea consideró que “por fin podremos recuperar la Navidad que nos robaron el año pasado, ojalá investiguen a todos los cómplices de este indulto”. 

Para la abogada de la parte civil, Gloria Cano, se ha cumplido con el control de convencionalidad “de acuerdo a los estándares y criterios de la Corte Interamericana”. Señaló -al igual que Gisela Ortiz- que esta decisión “es un acto de justicia”. 

Por su parte, Carlos Rivera, director del Instituto de Defensa Legal, señaló que el pedido en la Corte no fue someter a un juicio a PPK y a otros personajes por el indulto otorgado sino que se buscaba anular la decisión presidencial. 

Finalmente, recordó que “como mínimo, Fujimori debe cumplir de forma efectiva, 18 años de los 25 de prisión que tiene su sentencia”, por lo cual restan 8 años al menos de prisión efectiva. 

Efecto político 
En medio de las discusiones entre el Ejecutivo y el Legislativo de mayoría fujimorista, queda ver cómo esta decisión afectará el panorama coyuntural. 

Sobre el tema, el analista político José Alejandro Godoy  asegura que “queda claro que el indulto humanitario no cumplía con los requerimientos y loo que ha señalado el Poder Judicial, precisamente, es ello”. 

Respecto al impacto político, Godoy asevera que “no habrá un mayor cambio del escenario político porque, como ha quedado demostrado, hoy Alberto Fujimori es un personaje marginal en la política peruana.”  Lo que sí se puede venir -asegura- “es una bronca mayor en el fujimorismo”. 

En lo referente al futuro judicial de PPK, Godoy señala que no cree que haya mayor responsabilidad judicial, “pues no hay mayor evidencia de un canje (…) sí quedará para la historia su pusilanimidad y que el indulto no le sirvió para nada, salvo para acelerar aún más el desgaste de su presidencia”.

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.