Chile: Entre izquierdas y derechas

  • Sharebar

En Chile, después de 11 años de alternancia de la presidencia entre dos personas (Michelle Bachelet y Sebastián Piñera) podría haber un cambio tras el proceso electoral celebrado el domingo 19 de noviembre donde queda pendiente una segunda vuelta entre el derechista Piñera y el centro izquierdista Alejando Guiller. 

Las sorpresas, son varias y como dice el analista político chileno Pedro Santander “cuesta saber por dónde comenzar. Tal vez por aquello que más sintetiza las sensaciones que esta elección deja: la izquierda emerge y la derecha fue frenada”.

Esta premisa, planteada en uno de sus últimos artículos, no deja de ser verdad si se analizan las cifras obtenidas por Piñera frente a la sorpresa que ha dado, no el segundo, sino el tercer grupo que ha quedado fuera en esta contienda. El Frente Amplio, que llevaba a Beatriz Sánchez como candidata obtuvo el 20,7% resultado totalmente lejano a las cifras menores que le daban las encuestadoras. 

Esto sumado al ausentismo, que llegó a 65%, en un país donde el voto voluntario no ha resultado como se esperaba, marca una dinámica distinta en el vecino país sureño. 

La “arremetida” del Frente Amplio
Beatriz Sánchez, periodista de profesión, terminó esta primera vuelta electoral dándole un resultado importante al Frente Amplio, el movimiento de organizaciones de la izquierda chilena que por poco no ha llegado a la segunda contienda electoral para definir al próximo residente de la Casa de la Moneda.

Tal como señala Laura Arroyo, “(…) cabe destacar dos cosas: el impulso de la "ilusión" como discurso articulador de su campaña y, el rostro "fresco" de la candidata y los que la acompañaron en la lista al Congreso. Dos variables importantes en un país donde durante la última década la movilización estudiantil universitaria ha tenido muchísimo peso y donde la llamada "bancada estudiantil", pese a tener sólo 4 rostros en las instituciones, ha logrado imponer con pericia y empatía su agenda política.”

¿Alguna diferencia con el combinado izquierdista peruano que quedó en tercer lugar en el 2016? Arroyo señala que “El acierto del FA ha estado en mantener el impulso de estas demandas y darles además un toque de frescura con los procedimientos internos para la elección de su candidata) como también priorizar el contacto directo con los electores antes que una campaña más mainstream que otros candidatos también considerados de izquierdas (…) ¿El resultado? El FA pasa de 3 a 20 diputados y un senador y se consolida como la tercera fuerza política en el país. Un resultado que confirma que acaba la era de la Nueva Mayoría-Concertación y que, con ello, abre la puerta a un nuevo periodo político”. 

Ominami: “A estas alturas todo suma”
En diálogo con Otra Mirada, el exsenador chileno Carlos Ominami asegura que en este momento “el Frente Amplio no puede ser indiferente ante un posible triunfo de Piñera, sería una derrota que no se pueden permitir”. 

Por esta razón, asegura el también exministro de Economía, hay razones por las cuales debería darse una concertación en torno a la candidatura de Guiller, y “no caer en una situación como la de Podemos en España”. 

Para Ominami, “en el Frente que agrupa a 14 movimientos, hay quienes discrepan y prefieren la derrota de la centroizquierda pues creen que sería una derrota de la Nueva Mayoría. El ejemplo de Podemos en España contra el PSOE es parecido, hay un líder, una mayoría, pero gobierna la derecha".

Este respaldo de los sectores del Frente Amplio, puede generar la mayoría parlamentaria que en su momento le podría hacer oposición a un probable gobierno de Guiller. 

Sobre el llamado hecho por la presidenta Michelle Bachelet a respaldar al candidato opositor a Piñera, el economista Ominami asegura que “es vital, a estas alturas todo suma. Bachellet no es indiferente a quien la suceda, le importa y necesita saber que no será Piñera. Es comprensible su llamado”. 

Derrota de las encuestadoras 
En lo que coincide Ominami, con Beatriz Sánchez y diversos analistas, es que las grandes derrotadas del proceso han sido las agencias encuestadoras, que en sus sondeos le dieron una apabullante victoria a Piñera y prácticamente escondieron a la candidata del Frente Amplio. 

“(Las encuestadoras) Son una de las grandes derrotadas. Esto pone en discusión si el problema fue un asunto de error metodológico o una “equivocación” intencional para beneficiar y manipular los resultados a favor de Piñera”.
“Me volvió al alma al cuerpo”

Conocedor del resultado, Ominami resaltó que “me volvió el alma al cuerpo. Después del proceso cualquier cosa puede suceder, el triunfo de Piñera se puede revertir”. 

El panorama político en Chile se ha puesto interesante, habrá que ver cuál es la conducta de los sectores izquierdistas y progresistas en el vecino país para determinar cómo será la ruta política que sigan a partir del próximo año. 

 

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.