“Claro” y el acaparamiento de la telefonía móvil (Parte 2)

  • Sharebar
Por: 

Francisco Pérez García

En nuestro informe anterior  vimos como en el año 2016 el Ministerio de Transportes y Comunicaciones aprobó el pedido de la empresa TC Siglo XXI para transferir sus concesiones en el espectro radioeléctrico en la banda 2.6 a favor de la empresa TVS. Ambas empresas tenían una serie de deficiencias advertidas por Osiptel que imposibilitaban la transferencia, además de poner en riesgo la libre competencia. Sin embargo el MTC decidió autorizar la transferencia.

En esta nueva entrega de la investigación de Otra Mirada y Spacio Libre, con la colaboración de la Asociación Elegir, mostraremos otro capítulo similar ocurrido el año 2017 y con varias empresas protagonistas del traspaso anterior y que fueron respaldados por un MTC que usó sus propios informes para aprobarlos y no aceptar las recomendaciones del organismo supervisor.

Investigación conjunta de Otra Mirada y Spacio Libre

Un año y tres meses después de lo ocurrido en nuestro primer informe, el 06 de septiembre de 2017 específicamente, Osiptel respondió una consulta de la Dirección General de Concesiones en Comunicaciones del MTC (bajo la batuta del hoy cuestionado exministro Bruno Giufra) en la cual estima –sin perjuicio de esperar mayor documentación- que no existen condiciones para que el ente rector apruebe una nueva transferencia de concesiones en la banda 2.6 Ghz para internet y telefonía móvil.

En dicha carta, Osiptel se pronuncia respecto al pedido de la empresa Velatel Perú SAC a favor de OLO Perú y de Cablevisión a favor de TVS Wireless para transferir concesiones y asignaciones de espectro, pedidos hechos al MTC. 

Adjuntando el informe preliminar 161-GPRC-2017 que pueden ver aquí, Osiptel señala entre otros puntos que ya se había advertido en una situación anterior que existe “inacción por parte del MTC para regular la banda 2.6 Ghz”, haciendo referencia a lo que señalamos en nuestro primer informe. 

Como vemos en la imagen,  Osiptel critica que las transferencias se hayan realizado por iniciativa privada sin que exista un interés del sector por realizar un reordenamiento adecuado de las concesiones (refarming).
Otro aspecto del informe preliminar tiene que ver con la fuerte presencia que estaba teniendo Claro mediante la adquisición de transferencias, sobre todo de aquellas pequeñas que se estuvieron realizando en los últimos años. Señala, claramente el informe que la consecuencia de estas transferencias es “un acaparamiento del recurso correspondiente a las asignaciones vinculadas a un mismo grupo económico (América Móvil o Claro)…”

Advertencias que ya le habían hecho al MTC en informes anteriores y que fueron señalados en nuestra primera entrega. Es más, en este mismo documento, recuerdan que ya Cablevisión y TVS que iban a transferirse sus concesiones, ya pertenecían al mismo grupo empresarial: OLO.

Como hemos visto en la entrega anterior los informe 255 y 420 recomendaban la reversión del espectro de TC Siglo 21 de vuelta al Estado. Y aquí hay un dato importante en la historia de la telefonía que sirve para ver el afán de Claro para obtener mayor espacio. 

Mientras las empresas TVS Wireless y TC Siglo 21 buscaban aprobar la transferencia de sus concesiones,  la matriz mexicana de Claro, anunciaba el 09 de mayo de 2016, que su filial peruana se hacía con el 100% de las acciones de Olo y TVS Wireless. 

Claro pasó así de no tener una fuerte presencia en la banda de 2.6 Ghz a ocupar un gran porcentaje de la misma, la cual se incrementaría más adelante. Además Osiptel hace énfasis en que estos aumentos favorables a Claro, se hacían con “acuerdos no muy claros”

El jalón de orejas al MTC

Veinte días después Osiptel respondió con un informe final al MTC, advirtiéndole –nuevamente- que al margen de la iniciativa privada,  la subasta del espectro es un método válido para garantizar su uso adecuado, más aún cuando se trata de un bien escaso. 
Así se desprende del informe 166-GPRC-2017 que pueden ver aquí. 

Además de reiterar varias cosas del informe final, Osiptel reitera –ya con gráficos- el riesgo del acaparamiento de América Móvil (Claro) de la banda 2.6 GHz.

“Claro” que tienes más
En el punto 49 del informe, Osiptel reitera el riesgo de la aprobación de las transferencias y señala textualmente que de darse "se configura un escenario donde en la práctica el grupo Claro posee un control más directo sobre el espectro en la banda de 2.6 GHz". Además, que señala la poca inversión que el operador deberá realizar para expandir sus servicios. 

Más adelante, reitera en el punto 96:
"... el grupo Claro, por un lado, incrementa su posición de dominio debido a que posee menores costos para garantizar cierta velocidad a sus usuarios..."

Punto 97: "(...) el grupo Claro no tendría incentivos a realizar mayor inversión por su alta concentración del espectro. Al no existir operadores que alcancen sus niveles de eficiencia podría (...) diferenciarse ofreciendo velocidades ligeramente mayores o (...) ofrecer las mismas velocidades a precios ligeramente menores". 

En términos simples... Claro "se la lleva fácil".

En las conclusiones del informe, Osiptel llama la atención al MTC de las recomendaciones que ha formulado y le critica el hecho de no haber aplicado una política integral de reordenamiento y reorganización del espectro en la banda de 2.6 GHz.
Además que este caos, ha generado ineficiencias en la configuración y disposición de las asignaciones en dicha banda que impide la competencia por parte de otros operadores y nuevamente advierte:

Finalmente, Osiptel le recomienda al MTC no aprobar la transferencia.

El reordenamiento de la banda o “refarming” 
Precisamente, esa situación de reordenamiento es la que reclama la Asociación de Consumidores “Elegir”, su presidente Carlos Zúñiga señala “el MTC es el ente encargado del ordenamiento de la banda, el Osiptel ya le ha dicho que debe revertir las concesiones que no hayan cumplido con la norma y ordenarla”. 

El jueves 23 de agosto, la viceministra de Comunicaciones Virginia Nakagawa sostuvo un encuentro con diversos medios de comunicación a propósito de estos informes. Spacio Libre y Otra Mirada estuvieron presentes en este encuentro y formularon preguntas respecto a esta situación.

Al respecto Nakagawa señaló que a la fecha, las empresas no han desarrollado servicios en algunas bandas asignadas, lo que ocasiona que no haya usuarios o que estos sean muy pocos, considerando el potencial que podría estar disfrutando de servicios de calidad. 

Además, “las bandas se encuentran fragmentadas y dispersas, de modo que no se permite la prestación de servicios de manera eficiente”, señaló Nakagawa a la vez que manifestó que se está promoviendo el pronto reordenamiento. 

Mientras tanto, Claro sigue disfrutando de la banda y es que en el año 2017, otras empresas siguieron transfiriendo sus concesiones y en medio de ello, la filial peruana de la empresa mexicana seguía comprando.  Y el MTC de Giuffra seguía aprobando estas transferencias a pesar de que Osiptel le decía que no. 

En la siguiente entrega: cuatro informes más le advertían al MTC los riesgos de aprobar los pedidos de transferencia

Compartir: 

Añadir nuevo comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted es o no una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.